Tampones

Tampones Regular

Los tampones LADYSOFT REGULAR son súper fáciles de colocar y te permiten estar tranquila y realizar todas tus actividades como cualquier día del mes. Tienen punta redondeada de fácil inserción y el cordón de extracción recorre por completo el tampón para una máxima seguridad. ¡Además vienen en una práctica caja dispensadora! ¡Los ponés en la cartera y te olvidás! Recomendado para flujo moderado (9 a 12g).

Lady Soft
Unidades
  • Flujo Moderado

    Flujo Moderado

  • Colocación Digital

    Colocación Digital

  • Cordón de Extracción

    Cordón de Extracción

  • Caja Dispensadora

    Caja Dispensadora

Ideales para hacer deporte, ir a la piscina. Ideal para la mujer que quiere sentirse más cómoda y protegida.

Es muy importante que para la primera vez que utilices un tampón elijas un momento en el que no estés apurada, porque si te pones nerviosa los músculos de tu vagina se tensarán y te costará más ponértelo. Te podrá resultar más fácil durante los días con mayor flujo.

Instrucciones 1 1 . Lávate las manos y saca el tampón del envase. Abre el envoltorio del tampón, toma el cordón y tira firmemente de este para que quede colgando y verifica que esté firmemente adherido.

Instrucciones 2 2 . Encuentra una posición que te resulte cómoda. Las posiciones más comunes son:

  • Sentada y con las rodillas separadas, agarra el tampón por la base con tus dedos pulgar y medio, manteniendo el dedo índice libre.
  • Parada, con un pie apoyado en el WC, agarra el tampón por la base con tus dedos pulgar y medio, manteniendo el dedo índice libre.

Instrucciones 3 3 . Utiliza la otra mano para separar la piel que cubre la vagina. Inserta la punta del tampón en tu abertura vaginal y deslízalo suavemente hacia la región lumbar (hacia arriba y ligeramente hacia atrás) hasta que tus dedos toquen tu cuerpo.

4 . Empuja con el dedo índice el tampón hacia dentro de tu vagina. Tené siempre cuidado que el cordón quede afuera. Si sientes algún tipo de incomodidad, es posible que el tampón no este correctamente en su lugar; retíralo e inténtalo otra vez con uno nuevo.

Retirar el tampón: Lávate las manos y regresa a la posición cómoda inicial que elegiste para introducir el tampón. Relájate y tira el cordón ejerciendo una ligera y constante presión en la dirección opuesta en la que te pusiste el tampón (recuerda que la vagina está ligeramente inclinada hacia la parte inferior de la espalda). Deséchalo en el basurero después de usarlo.

  • Cambia tu tampón al menos cada 4 a 8 horas y remueve cada tampón antes de insertar uno nuevo o al final de tu período.
  • Usa la absorbencia más baja para tus necesidades, en base a la intensidad de la menstruación
  • No utilices tampón cuando no estés menstruando o si tienes un flujo fuera fuera del período menstrual.
  • Si en el intento de insertar un tampón, este se cae al suelo, debes desecharlo y utilizar uno nuevo.
  • No intentes varias veces de poner el mismo tampón. Si no se logra la primera vez, se debe desechar e intentar con un nuevo tampón.
  • No olvides remover el último tampón al final de tu período.
  • Como complemento de protección se recomienda usar Protectores Diarios Ladysoft y Toallas Femeninas Ladysoft.

El Síndrome de Shock Tóxico (SST) es una enfermedad poco frecuente provocada por la bacteria Staphylo-coccus Aureus. Se asocia con el uso de tampones y si no es detectada a tiempo, puede ser fatal.

El riesgo es más alto entre las adolescentes y mujeres menores de 30 años, pero puede ocurrir a cualquier edad. Sus síntomas son: Vómitos, diarrea, fiebre alta y repentina ( 39°C/102°F) │ Mareos │ Irritación de la piel, similar a una quemadura de sol, dolor de garganta, desmayos o sensación de desvanecimiento al ponerte de pie.

Si experimentas uno o más de estos síntomas y estás usando un tampón, retíralo y acude de inmediato a un médico. Si has tenido señales de advertencia de SST en el pasado, debes consultar a tu médico antes de usar tampones, ya que una persona puede padecerlo más de una vez. No vuelvas a usar tampones sin consultar previamente a un especialista.

Los tampones con una absorbencia más alta aumenta el riesgo de contraer SST, por lo que te sugerimos que uses tampones con la mínima absorbencia necesaria para controlar el flujo menstrual y así reducir el riesgo de contraer esta enfermedad. Puede reducir el riego de contraer SST alternando el uso de tampones con el uso de Toallas o Protectores Diarios Ladysoft.

Precauciones y advertencias
Descontinuar su uso en caso de irritación. Para la utilización de tampones es importante que te asesores adecuadamente con tu ginecólogo antes de su uso.